HEDONISMO ¿DE QUE TE SUENA?

El hedonismo se refiere a una familia de teorías, todas las cuales tienen en común que el placer desempeña un papel central en ellas. El hedonismo psicológico o motivacional afirma que nuestro comportamiento está determinado por deseos de aumentar el placer y disminuir el dolor. El hedonismo normativo o ético, por otro lado, no se trata de cómo actuamos realmente, sino de cómo debemos actuar: debemos perseguir el placer y evitar el dolor. El hedonismo axiológico, que a veces se trata como una parte del hedonismo ético, es la tesis de que solo el placer tiene valor intrínseco.  

El placer (pleasure) desempeña un papel central en todas las formas de hedonismo. Se refiere a la experiencia que se siente bien, que involucra el disfrute de algo.​ El placer contrasta con el dolor o el sufrimiento, que son formas de sentirse mal.​

En el lenguaje cotidiano, el término «placer» se asocia principalmente con placeres sensoriales como el disfrute de la comida o el sexo. Pero en su sentido más general, incluye todo tipo de experiencias positivas o agradables, incluyendo el disfrute de deporte, de ver una hermosa puesta del sol o de participar en una actividad intelectualmente satisfactoria. Las teorías del placer tratan de determinar lo que todas estas experiencias placenteras tienen en común, lo que es esencial en ellas.​ Tradicionalmente se dividen en teorías de cualidad y teorías de actitud .​ Las teorías de cualidad sostienen que el placer es una cualidad de experiencias placenteras en sí mismas, mientras que las teorías de actitud afirman que el placer es, en cierto sentido, externo a la experiencia, ya que depende de la actitud del sujeto hacia la experiencia.

La plausibilidad de las distintas versiones del hedonismo depende de cómo se concibe la naturaleza del placer. Un atractivo importante de la mayoría de las formas de hedonismo es que pueden dar un relato simple y unificado de sus respectivos campos. Pero esto solo es posible si el placer mismo es un fenómeno unificado. Esto se ha puesto en duda, principalmente debido a la amplia variedad de experiencias de placer que parecen no tener ninguna característica compartida en común. Una opción abierta a los teóricos de cualidad para responder a esta objeción es indicar que el tono hedónico de las experiencias de placer no es una cualidad regular, sino una cualidad de orden superior.​ Las teorías de actitud tienen una manera más fácil de responder a este argumento, ya que pueden sostener que es el mismo tipo de actitud, a menudo identificado con el deseo, que es común a todas las experiencias placenteras.

El hedonismo ético  o el hedonismo normativo (normative hedonism), como se define aquí, es la tesis de que las consideraciones de aumentar el placer y disminuir el dolor determinan lo que debemos hacer o qué acción es correcta. Sin embargo, a veces se define en un sentido más amplio en términos de valor intrínseco, en cuyo caso incluye el hedonismo axiológico como se define a continuación. ​ Es diferente del hedonismo psicológico, ya que prescribe nuestro comportamiento en lugar de describirlo. En sentido estricto, el hedonismo ético es una forma de consecuencialismo, ya que determina si una acción es correcta basada en sus consecuencias, que se miden aquí en términos de placer y dolor.​ Como tal, está sujeto a los principales argumentos a favor y en contra del consecuencialismo. En el lado positivo, estos incluyen la intuición de que las consecuencias de nuestras acciones importan y que a través de ellas debemos hacer el mundo un lugar mejor.​ En el lado negativo, el consecuencialismo implicaría que rara vez, o nunca, sabemos distinguir el bien del mal, ya que nuestro conocimiento del futuro es bastante limitado y las consecuencias, incluso de acciones simples, pueden ser enormes.​ Como forma de hedonismo, tiene cierto atractivo intuitivo inicial, ya que el placer y el dolor parecen ser relevantes para cómo debemos actuar.

El hedonismo axiológico es la tesis de que solo el placer tiene valor intrínseco. También se ha denominado hedonismo evaluativo o hedonismo de valor, y a veces se incluye en el hedonismo ético.​ Una teoría estrechamente relacionada con el hedonismo axiológico es el hedonismo sobre el bienestar, que sostiene que el placer y el dolor son los únicos componentes del bienestar y, por lo tanto, las únicas cosas que son buenas para alguien.​ Fundamental para la comprensión del hedonismo axiológico es la distinción entre valor intrínseco e instrumental. Una entidad tiene valor intrínseco si es buena en o por sí misma.​ El valor instrumental, por otro lado, se atribuye a cosas que son valiosas solo como un medio para otra cosa. Por ejemplo, se dice que herramientas como los coches o los microondas son instrumentalmente valiosas en virtud de la función que realizan, mientras que la felicidad que causan es intrínsecamente valiosa. El hedonismo axiológico es una afirmación sobre el valor intrínseco, no sobre el valor en general.

El hedonismo estético es el punto de vista influyente en el campo de la estética de que la belleza o el valor estético pueden definirse en términos de placer, por ejemplo, que para que un objeto sea bello es para que cause placer o que la experiencia de la belleza siempre va acompañada de placer.

El término «hedonismo» puede tomarse en dos sentidos, lato y estricto. En el primero, el hedonismo sería una teoría ética de gran amplitud en la que la palabra placer tendría un significado muy extenso, que abarcaría tanto el placer como la utilidad; en este sentido, el utilitarismo se encuadraría dentro del hedonismo. En un sentido más restringido, el hedonismo se diferencia del utilitarismo, fundamentalmente, porque el primero cifra el bien en el placer individual, mientras que el segundo afirma como bien sumo el placer, el bienestar y la utilidad social. El hedonismo tiene un carácter individualista, el utilitarismo es de índole social y sostiene el punto de vista de que la satisfacción humana se encuentra en la búsqueda y posesión del placer material y físico.

Dentro del hedonismo en sentido estricto se pueden distinguir dos formas del mismo, de acuerdo con los dos significados que tiene el término placer. Este designa al placer sensible, o inferior, y al placer espiritual, o superior. En consecuencia, habrá dos formas de hedonismo llamadas hedonismo absoluto y hedonismo mitigado, o eudemonismo.

El hedonismo radical sostiene que todos los placeres físicos deben ser satisfechos sin ninguna restricción, mientras que el hedonismo moderado afirma que las actividades placenteras deben ser moderadas, para que así aumente el placer. En ambos casos el placer es la principal motivación del comportamiento.

Por lo que se refiere al hedonismo psicológico, son varias las doctrinas existentes según la determinación temporal del placer. La teoría del placer de los fines, o «hedonismo psicológico del futuro», sostiene que el placer personal es el fin último y único de una persona.

¡Esto no es todo amigos!

Ya sabes, puedes contacto conmigo si crees que necesitas solucionar un problema que tú no puedes hacerle frente porque no tienes las armas para enfrentarlo.

No te preocupes, ponte en contacto conmigo a través de estas tres vías:

Entra en mi web: psicologiasinlimitacionesonline.com >>>

Llamame o whassappeame: +34 679 26 57 85 >>>

Escribeme un correo: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com >>>

¿Hablamos?

¿QUÉ ENTIENDES POR ÉTICA?

La ética o filosofía moral es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana, lo correcto y lo incorrecto, lo bueno y lo malo, a moral, el buen vivir, la virtud, la felicidad y el deber. La ética contemporánea se suele dividir en tres ramas o niveles: la metaética estudia el origen, naturaleza y significado de los conceptos éticos, la ética normativa busca normas o estándares para regular la conducta humana, y la ética aplicada examina controversias éticas específicas.
Los problemas éticos surgen de aplicar la teoría ética a situaciones de la vida real.
La ética se utiliza en algunos aspectos de la determinación de la política pública, también puede ser utilizada por personas que enfrentan decisiones difíciles. El tipo de preguntas que aborda la ética aplicada, por ejemplo son: «¿Es inmoral tener un aborto?» ; «¿Es la eutanasia inmoral?»; «¿La acción afirmativa es correcta o incorrecta?»; «¿Qué son los derechos humanos y cómo los determinamos?»; «¿Los animales también tienen derechos?»; y «¿Tienen las personas el derecho a la autodeterminación ?»


Y no solo se ha demostrado que las personas consideran el carácter del agente moral (es decir, un principio implícito en la virtud ética), el hecho de la acción (es decir, un principio implícito en la deontología ) y las consecuencias de la acción (es decir, un principio implícito en el utilitarismo) al formular juicios morales, pero además que el efecto de cada uno de estos tres componentes depende del valor de cada componente.

Un dilema ético o una pregunta ética es un problema de toma de decisiones entre dos imperativos ético-morales posibles, ninguno de los cuales es inequívocamente aceptable o preferible. La complejidad surge del conflicto situacional en el que obrar de acuerdo a uno podría resultar en transgredir al otro.

El problema del ser y el deber ser (también llamado ley de Hume, la guillotina de Hume y a veces confundido con la falacia naturalista) es un problema en metaética acerca de la posibilidad de deducir oraciones normativas a partir de oraciones descriptivas. Las oraciones descriptivas son aquellas que dicen lo que es el caso (por ejemplo «los emperadores son crueles») mientras que las oraciones normativas son aquellas que dicen lo que debe ser el caso («los emperadores deben ser crueles»).

Claro que así como se puede pedir justificación para las oraciones normativas, se puede pedir justificación para las oraciones descriptivas. Pero esto es otro problema, que puede encontrar otras respuestas. Las oraciones descriptivas se pueden (quizás) justificar a partir de la investigación empírica.


El abismo que separa a los hechos de los deberes no tiene nada que ver con el contenido de las proposiciones descriptivas de las que se parte. Lo mismo da que se trate de proposiciones metafísicas, científicas o de la vida cotidiana. El error se encuentra en el procedimiento, no en el punto de partida. La ambigüedad inadvertida empírico-normativa de ciertos términos conduce a falacias lógicas tales como: «La esencia de la sexualidad es la procreación. Por lo tanto, la anticoncepción no está permitida, porque no refleja la naturaleza de la sexualidad».

La dicotomía hechos/valores de Hume, se relaciona con la dicotomía analítico/sintético: las proposiciones analíticas (lógicas) no tienen necesidad de verificación (siempre son verdaderas), mientras que las proposiciones sintéticas se deben verificar con la experiencia y pueden ser verdaderas o falsas, y las proposiciones éticas vienen de la experiencia.

El problema de la suerte moral es el problema ético que surge de que en muchos casos, parece correcto evaluar moralmente a un agente pese a que una parte importante de aquello por lo cual es evaluado depende de factores fuera de su control. Tales situaciones se llaman de suerte moral, y entran en conflicto con un principio moral intuitivo, llamado el principio de control, según el cual un agente sólo es moralmente evaluable en la medida en que aquello por lo cual es evaluado depende de factores bajo su control.


Las propuestas de solución al problema pueden ser divididas en tres grandes grupos: aquellas que pese a las apariencias niegan que exista la suerte moral; aquellas que aceptan la existencia de la suerte moral, y prefieren negar o restringir el alcance del principio de control; y aquellas que argumentan que es simplemente incoherente aceptar o negar la existencia de algunos tipos de suerte moral, de modo que el problema nunca llega a aparecer.

El problema tuvo su formulación clásica en los trabajos de Thomas Nagel (1979) y Bernard Williams (1981).
La cuestión de si es correcto comer animales no humanos, es uno de los temas más destacados en ética alimentaria.


La objeción moral más común a comer carne es que, para la mayoría de las personas que viven en el mundo desarrollado, no es necesario para la supervivencia o la salud. Algunos argumentan que sacrificar animales únicamente porque las personas disfrutan del sabor de la carne es incorrecto y moralmente injustificable. Los vegetarianos y veganos éticos también se pueden oponer a las prácticas que subyacen a la producción de carne, o citar sus preocupaciones sobre bienestar animal, derechos de los animales, ética ambiental y motivos religiosos.


En respuesta, algunos defensores del consumo de carne han presentado varios argumentos científicos, nutricionales, culturales y religiosos en apoyo de la práctica. Algunos carnistas solo se oponen a la cría de animales de ciertas maneras, como a la ganadería intensiva, o a matarlos con crueldad; otros evitan solo ciertas carnes, como la ternera o el foie gras. Muchos de los puntos de vista que se presentan en este artículo se podrían extender no solo al consumo de carne sino también al uso de los animales en investigación, alimentación (incluidos huevos y lácteos), vestimenta e industrias del entretenimiento (zoológicos o tauromaquia).

En relación al aborto inducido o interrupción voluntaria del embarazo, se refiere a la discusión, controversia y polémica sobre su práctica, contexto social y económico en el que se produce. Las partes involucradas en el debate son los movimientos «pro-elección» y «pro-vida». Los primeros enfatizan el derecho de las mujeres a decidir si terminar un embarazo, los segundos enfatizan el derecho del embrión o feto a que se termine su gestación y a nacer.

Para varias personas, el aborto es un problema moral relacionado con el comienzo de la persona humana, los derechos del feto y los derechos de la mujer sobre su propio cuerpo. El debate se ha convertido en un problema político y legal en algunos países con activistas antiaborto que buscan promulgar, mantener y expandir las leyes antiaborto, mientras que los activistas del derecho al aborto buscan revocar o relajar esas leyes al tiempo que amplían el acceso al aborto.

Las leyes de aborto varían considerablemente entre las jurisdicciones, desde la prohibición total del procedimiento hasta el financiamiento público del aborto. La disponibilidad de aborto seguro también varía en todo el mundo.
Alrededor de 56 millones de abortos se realizan cada año en el mundo, con aproximadamente 45% hechos de forma insegura. Se ha debatido sobre los problemas morales, éticos y legales del aborto.

¡Esto no es todo amig@!

Ya sabes, puedes encontrarme en:

Mi web: www. psicologiasinlimitacionesonline.com >>>

Llámame o whassappeame: +34 679 26 57 85 >>>

Mánda un correo electrónico: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com >>>

¿Hablamos?

EUTANASIA: TEMA DE DEBATE

La eutanasia es la intervención deliberada para poner fin a una vida sin perspectiva de cura.​ La eutanasia se practica tanto en humanos como en animales de otras especies.

En medicina la eutanasia es la provocación intencionada de la muerte de una persona que padece una enfermedad avanzada o terminal, a petición expresa de ésta, y en un contexto médico. Actualmente no procede utilizar los términos “Eutanasia involuntaria”, “Eutanasia pasiva” ni “Eutanasia indirecta”, porque son situaciones ajenas a esta definición de eutanasia.

En los países donde está legalizada su práctica, la eutanasia se realiza a petición reiterada del paciente y con la supervisión de un equipo médico. El procedimiento es libre, autónomo, voluntario, intencionado, reflexionado y consciente,7​ en el caso de que esta circunstancia no sea posible, cuando el testamento vital del paciente lo indique explícita y claramente.​

La eutanasia debe diferenciarse del suicidio asistido, cuando es el propio paciente el que lleva a cabo la administración de los fármacos para acabar con su vida. El suicidio asistido es legal en jurisdicciones diferentes a la eutanasia.

Es habitual incorporar la noción de sufrimiento a la definición. El Diccionario de inglés de Oxford incorpora el sufrimiento como condición necesaria, con «la muerte indolora de un paciente que padece una enfermedad incurable y dolorosa o está en coma irreversible».17​ Otro elemento es el de la intencionalidad: la muerte debe ser intencionada, en lugar de ser accidental, y la intención de la acción debe ser una «muerte piadosa». Del mismo modo, Heather Draper habla de la importancia del motivo, argumentando que «el motivo forma una parte crucial de los argumentos a favor de la eutanasia, porque debe ser en el mejor interés de la persona en el extremo receptor. Para Draper la eutanasia «debe definirse como la muerte que resulta de la intención de una persona de matar a otra, utilizando los medios más suaves e indoloros posibles, que está motivada únicamente por el interés superior de la persona que muere. ​ Wreen señaló la dificultad de justificar la eutanasia frente a la noción del derecho a la vida» del sujeto y que por lo tanto la eutanasia tiene que ser voluntaria, y solicitada o requerida por el paciente. y que «la eutanasia involuntaria es, como tal, un gran mal». Otros autores también señalan el consentimiento del paciente como necesario e imprescindible.

Históricamente, el debate sobre la eutanasia ha tendido a centrarse en una serie de preocupaciones clave. Según el estadounidense oncólogo y bioético Ezekiel Emanuel (1957), opositor a la eutanasia, los partidarios de esta han presentado cuatro argumentos principales:

a) que las personas tienen derecho a la autodeterminación y, por lo tanto, de permitírseles elegir su destino;

b) ayudar a un sujeto a morir podría ser una mejor opción que requerir que continúen sufriendo;

c) la distinción entre la eutanasia pasiva, que a menudo está permitida, y la eutanasia activa, que no es sustantiva, o en la cual el principio subyacente —la doctrina del doble efecto—, es irrazonable o poco sólida; y

d) permitir la eutanasia no conducirá, necesariamente, a consecuencias inaceptables.

Los activistas a favor de la eutanasia suelen indicar que en países como Bélgica, Países Bajos, y que en estados de Estados Unidos como el de Oregón, donde esta ha sido legalizada no ha sido problemático.

De manera similar, Emanuel argumenta que hay cuatro argumentos principales presentados por los oponentes de la eutanasia:

a) no todas las muertes son dolorosas;

b) están disponibles alternativas como la interrupción del tratamiento activo combinadas con el uso del alivio efectivo del dolor;

c) la distinción entre eutanasia activa y pasiva es moralmente significativa; y

d) la legalización de la eutanasia colocará a la sociedad en la falacia del efecto dominó, lo que conducirá a consecuencias inaceptables.

La Asociación Médica Mundial, que aglutina a los colegios médicos de 115 países, reiteró en una declaración adoptada por su Asamblea General en 2019: La AMM reitera su fuerte compromiso con los principios de la ética médica y con que se debe mantener el máximo respeto por la vida humana. Por lo tanto, la AMM se opone firmemente a la eutanasia y al suicidio con ayuda médica.

Las opiniones de los médicos sobre la legalización de la eutanasia están divididas. Lo que está en juego para los médicos y los equipos de atención sigue siendo lo ético: la ley no prevalece sobre la reflexión ética y personal en la elección de los actos al final de la vida, inyecciones letales, decisión de detener el tratamiento o sedación terminal. En el caso de la eutanasia en particular, la cuestión de su legitimidad ética no se confunde con la cuestión de su legalización o despenalización. En este sentido, la filósofa francesa Marta Spranzi señala que «permitir explícitamente a que los miembros de la profesión médica den muerte, aunque solo sea con el laudable propósito de aliviar los sufrimientos de los pacientes, incluso por parte de los propios médicos, como más problemáticos que la realidad del gesto en sí, deber cumplido en el silencio de la relación médica» a causa de posibles consecuencias.

Los puntos de vista religiosos sobre la eutanasia son variados. Si bien el punto de vista sobre el tema no necesariamente se entrelaza directamente con la religión, a menudo afecta la opinión de una persona. Si bien la influencia de la religión en los puntos de vista de alguien hacia los cuidados paliativos hace una diferencia, a menudo desempeñan una función más pequeña de lo que podría esperarse. Se realizó un análisis de la conexión entre la religión de los adultos estadounidenses y su punto de vista sobre la eutanasia para ver cómo se combinan. Los hallazgos concluyeron que la afiliación religiosa con la que cada persona se asocia no necesariamente se relaciona con su postura al respecto de la eutanasia. Las investigaciones muestran que, si bien muchos pertenecen a una religión específica, es posible que no siempre vean todos los aspectos de la eutanasia como relevantes para ellos.

Algunos análisis de metadatos han apoyado la hipótesis de que las actitudes de las enfermeras hacia la eutanasia y el suicidio asistido por médicos están influenciadas por su religión y su cosmovisión. Atribuir más importancia a la religión también parece hacer que sea menos probable un acuerdo con la eutanasia y el suicidio asistido por un médico. Un estudio de opinión pública realizado en 1995 encontró que la tendencia a ver una distinción entre la eutanasia activa y el suicidio se ve claramente afectada por la afiliación religiosa y el nivel de educación.

En 2019, representantes del cristianismo, el islam y el judaísmo firmaron una declaración conjunta en la que rechazaban la eutanasia y el suicidio asistido, recomendando en cambio unos cuidados paliativos de calidad y accesibles a todos.

¡Esto no es todo amig@!

Me puedes encontrar en:

Mi web: http://www.psicologiasinlimitacionesonline.com >>>

Llamame o whassappeame: +34 679 26 57 85 >>>

Escribeme un email: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com

¿Hablamos?

COMPORTAMIENTO HUMANO

El comportamiento humano es el conjunto de actos exhibidos por el ser humano y está determinado por absolutamente todo el entorno en que se vive; tiene influencias más sociales, por lo tanto el humano será influenciado por la sociedad.

El comportamiento humano desde los inicios de su historia se ha tratado de estudiar y comprender, esto para tratar de aprovechar sus características en el desarrollo de actividades o mejorarlo para permitirle al mismo vivir de una mejor manera, ya sea observando sus fortalezas, mejorando esos aspectos y tratar de disminuir las debilidades aumentando la atención en los puntos en los que generalmente el ser humano suele fallar.

El comportamiento humano puede considerarse profundo, puesto que desde sus inicios el ser humano ha demostrado su interés de aprender sobre lo que lo rodea y aprovecharlo para su beneficio y comodidad. El ser humano es curioso y creativo, al inventar toda una serie de formas para comunicarse, desde el lenguaje por señas, el escrito, incluso el oral, entre otras muchas más cosas que ayudaron a facilitarle la vida y la supervivencia. Otro aspecto importante es la manera en la que aprenden; siendo la imitación un recurso muy utilizado por el ser humano; evidentes ejemplos son la forma de aprender a hablar o caminar por copia o imitación. Algunos de los inventos se basan en la imitación de la naturaleza como lo es el caso de los aviones, imitando la anatomía de las aves.

El aspecto del comportamiento, en el cual las personas deben poner atención, es el hecho que la imitación está presente y posee mucha relevancia ya que desde la infancia se fomenta el imitar como una manera de aprender, así se aprende a hablar, caminar entre otras cosas; de esta manera muchos prácticamente adoptan la personalidad de otra persona, por lo cual las personas deben tener cuidado en su forma de actuar, ya que aquellos quienes tienden a copiar lo que ven son los infantes que siempre tienen en mente ser como su “héroe” es decir a quien admiran.

En primera instancia, se tiene a los padres o tutores encargados de los infantes como figura, de los cuales, en sus primeros pasos tendrán como ejemplo durante esta etapa. El comportamiento de los jóvenes, es en su mayoría, el reflejo de lo que observa y oye en su entorno, como su hogar, la escuela o los lugares a los que normalmente concurre, así como de las personas de las que se rodea, padres, hermanos, familia en general, maestros, compañeros, etc. Cuando el infante empieza a dejar la infancia para convertirse en preadolescente, empezaran cambios físicos y psicológicos, que drásticamente irán en torno a su comportamiento humano, ya que la etapa de cambio, genera la entrada a un nuevo modo de pensar, se viven situaciones muy diferentes que en los primeros años de vida.

El comportamiento de la persona (así como de otros organismos e incluso mecanismos), cae dentro del rango de lo que es visto como lo común, lo inusual, lo aceptable y por fuera de los límites aceptables. En sociología el comportamiento es considerado como vacío de significado, no dirigido a otro sujeto y por lo tanto una acción esencialmente humana. El comportamiento humano no puede confundirse con el comportamiento social que es una acción más desarrollada y que está dirigido a otro sujeto. La aceptación del comportamiento es relativamente evaluada por la norma social y regulada por diferentes medios de control social. El comportamiento de la gente es estudiado por las disciplinas académicas de la psicología, la sociología, la economía, la antropología, la criminología y sus diferentes ramas.

Relación con su entorno: el hábitat del hombre no adaptación sino transformación. El animal está vinculado a su entorno. Entorno en el que encuentra satisfacción a sus estímulos y eso le basta. Es verdad que el hombre también busca la satisfacción de sus instintos pero, al mismo tiempo, se hace cargo de mucho más, conoce otras muchas realidades y se interesa por ellas aunque no le sean útiles ni le proporcionen una satisfacción.

Para la ardilla no existe la hormiga que sube por el mismo árbol. Para el hombre no solo existen ambas sino también las lejanas montañas y las estrellas, cosa que desde el punto de vista biológico es totalmente superfluo. El animal capta y conoce una parte del mundo, lo que necesita del mundo, y eso es para él «Todo el mundo». El hombre está abierto a todo el mundo, o mejor, a todo el ser. Por ejemplo. si una persona le habla a otra, la manera en que reacciona dicha persona es la conducta.

La finalidad de todo organismo y, por ende, de su especie es conseguir la supervivencia para llevar a cabo el trasvase generacional del genotipo mediante el acto reproductor. Para sobrevivir el organismo adopta una conducta dirigida a la obtención de alimento y elabora una estrategia efectiva para vivir de sus enemigos tróficos. Todo ser humano crece con un instinto o manera de supervivencia.

Los genes juegan gran parte en esta conducta o instinto. Estos comportamientos son determinados tanto por herencia como por el ambiente, cada uno contribuyendo diferentes grados de reacciones particulares. Las reacciones son limitadas por la habilidad del individuo de detectar y responder al estímulo presentado. El comportamiento tiene algunas conductas que son innatas, estas ocurren cuando la acción debe ser realizada correctamente desde la primera vez. Estos tipos de conducta rara a la vez son genéticamente modificadas y están hechas a nivel de población. Además de las conductas innatas tenemos un comportamiento que se puede desarrollar en un ambiente flexible o estricto. En un ambiente flexible es fácil poder modificar el comportamiento por las diferentes experiencias e instituciones. Esto hace que la conducta sea adaptativa, en cambio un ambiente estricto deja poco lugar para influencias externas haciendo difícil la modificación del comportamiento que ya posee.

Un factor de mucha importancia en el comportamiento humano, es el social e incluso en la vida diaria es la psicología, que es la ciencia de la vida mental, tanto de sus fenómenos como de sus condiciones. Fenómenos son lo que llamamos sentimientos, deseos, cogniciones, razonamientos, decisiones y cosas similares; consideradas superficialmente es tal su variedad y complejidad que deja una impresión caótica al observador. Sin una mente saludable y estable no puede haber un comportamiento sano y estable, por tal razón la salud mental influye mucho en el comportamiento humano.

¡Esto no es todo amig@!

Te recuerdo donde y como puedes contactar conmigo. Estas son las tres vías:

Entra en mi web: picologiasinlimitacionesonline.com

Llámame o whassappeame: +34 679 26 57 85

Escribeme un correo electronico si eres timid@: pueblamuyoli@gmail.com

¿Hablamos?

CUENTAME TUS DESEOS

Los deseos son estados mentales conativos que se expresan con términos como «querer», «anhelar» o «apetecer». Una gran variedad de características se asocia comúnmente con los deseos. Se consideran actitudes proposicionales hacia estados de cosas concebibles. Pretenden cambiar el mundo representando cómo el mundo debería ser, a diferencia de las creencias, que pretenden representar cómo el mundo es en realidad. Los deseos están estrechamente relacionados con la agenciamotivan al agente a realizarlos. Para que esto sea posible, un deseo tiene que combinarse con una creencia sobre qué acción lo realizaría. Los deseos presentan sus objetos bajo una luz favorable, como algo que parece ser bueno. Su cumplimiento normalmente se experimenta como placentera, en contraste con la experiencia negativa de no lograr hacerlo. Los deseos conscientes suelen ir acompañados de alguna forma de respuesta emocional. Si bien muchos investigadores están más o menos de acuerdo con estas características generales, hay un desacuerdo significativo sobre cómo definir los deseos, es decir, cuáles de estas características son esenciales y cuáles son meramente accidentales. Las teorías basadas en la acción definen los deseos como estructuras que nos inclinan hacia las acciones. Las teorías basadas en el placer se centran en la tendencia de los deseos a causar placer cuando se cumplen. Las teorías basadas en el valor identifican los deseos con actitudes hacia los valores, como juzgar o tener la apariencia de que algo es bueno.

Los deseos pueden agruparse en varios tipos según algunas distinciones básicas. Los deseos intrínsecos se refieren a lo que el sujeto quiere por sí mismo, mientras que los deseos instrumentales son sobre lo que el sujeto quiere por otra cosa. Los deseos ocurrentes son conscientes o causalmente activos, en contraste con los deseos parados, que existen en algún lugar en el fondo de la mente. Los deseos proposicionales se dirigen a posibles estados de cosas, mientras que los deseos objetuales se refieren directamente a los objetos. Varios autores distinguen entre deseos superiores, asociados con metas espirituales o religiosas, y deseos inferiores, relacionados con los placeres corporales o sensoriales. Los deseos desempeñan un papel en muchos ámbitos diferentes. Hay desacuerdo sobre si los deseos deben entenderse como razones prácticas o si podemos tener razones prácticas sin tener el deseo de seguirlas. Según las teorías del valor de la actitud adecuada, un objeto es valioso si es adecuado desearlo o si debemos desearlo. Las teorías del bienestar basadas en la satisfacción del deseo afirman que el bienestar de una persona está determinado por si los deseos de esa persona están satisfechos.

Las teorías del deseo pretenden definir los deseos en términos de sus características esenciales. ​ Se atribuyen a los deseos una gran variedad de características, como que son actitudes proposicionales, que conducen a acciones, que su cumplimiento tiende a producir placer, etc. ​ A través de las diferentes teorías de los deseos, hay un amplio acuerdo sobre cuáles son estas características. Su desacuerdo se refiere a cuáles de estas características pertenecen a la esencia de los deseos y cuáles son meramente accidentales o contingentes. ​ Tradicionalmente, las dos teorías más importantes definen los deseos en términos de disposiciones a causar acciones o en relación con su tendencia a producir placer al ser cumplidos. Una importante alternativa de origen más reciente sostiene que desear algo significa ver el objeto del deseo como valioso. ​

Se atribuye a los deseos una gran variedad de características. Suelen verse como actitudes hacia estados de cosas concebibles, a menudo denominadas actitudes proposicionales. Se diferencian de las creencias, que también suelen verse como actitudes proposicionales, por su dirección de ajuste . Tanto las creencias como los deseos son representaciones del mundo. Pero mientras que las creencias apuntan a la verdad, es decir, a representar cómo el mundo es realmente, los deseos apuntan a cambiar el mundo al representar cómo el mundo debería ser. Estos dos modos de representación se han denominado dirección de ajuste mente-a-mundo y mundo-a-mente respectivamente. Los deseos pueden ser positivos, en el sentido de que el sujeto quiere que un estado deseable sea el caso, o negativos, en el sentido de que el sujeto quiere que un estado indeseable no sea el caso. Se sostiene generalmente que los deseos vienen en fuerzas diversas: algunas cosas se desean con más fuerza que otras. ​ Deseamos cosas con respecto a algunas características que tienen, pero generalmente no con respecto a todas sus características.

Los deseos también están estrechamente relacionados con la agencia: normalmente tratamos de realizar nuestros deseos cuando actuamos.​ Por lo general, se sostiene que deseos por sí mismos no son suficientes para las acciones: tienen que combinarse con creencias. El deseo de poseer un nuevo teléfono móvil, por ejemplo, solo puede resultar en la acción de pedir uno por internet si se combina con la creencia de que pedirlo contribuiría al cumplimiento del deseo.​ El cumplimiento de los deseos normalmente se experimenta como placentero en contraste con la experiencia negativa de no lograr hacerlo.3​ Pero independientemente de si el deseo se cumple o no, hay un sentido en el que el deseo presenta su objeto en una luz favorable, como algo que parece ser bueno. Además de causar acciones y placeres, los deseos también tienen varios efectos en la vida mental. Uno de estos efectos es mover con frecuencia la atención del sujeto al objeto de deseo, específicamente a sus características positivas. ​ Otro efecto de interés especial para la psicología es la tendencia de los deseos a promover el aprendizaje basado en recompensas, por ejemplo, en forma de condicionamiento operante.

Tanto la psicología como la filosofía están interesadas en de dónde vienen los deseos o cómo se forman. Una distinción importante para esta investigación es entre los deseos intrínsecos, es decir, lo que el sujeto quiere por sí mismo, y los deseos instrumentales, es decir, lo que el sujeto quiere por otra cosa. Los deseos instrumentales dependen para su formación y existencia de otros deseos.

Los deseos intrínsecos, en cambio, no dependen de otros deseos.​ Algunos autores sostienen que todos o al menos algunos deseos intrínsecos son innatos, por ejemplo, los deseos de placer o de nutrición. Pero otros autores sugieren que incluso estos deseos relativamente básicos pueden depender en cierta medida de la experiencia: por ejemplo, antes de que podamos desear un objeto placentero, tenemos que aprender, a través de una experiencia hedónica de este objeto, que es placentero. Pero también es concebible que la razón por sí misma genere deseos intrínsecos. Desde este punto de vista, razonar hasta la conclusión de que sería racional tener un cierto deseo intrínseco hace que el sujeto tenga este deseo. También se ha propuesto que los deseos instrumentales pueden transformarse en deseos intrínsecos en las condiciones adecuadas. Esto podría ser posible a través de procesos de aprendizaje basado en recompensas.​ La idea es que cualquier cosa que prediga de forma fiable el cumplimiento de los deseos intrínsecos puede convertirse en el objeto de un deseo intrínseco. Así puede que un bebé desee a su madre inicialmente solo de forma instrumental, debido al calor, los abrazos y la leche que ella proporciona. Pero con el tiempo, este deseo instrumental puede convertirse en un deseo intrínseco.

¡Esto no es todo amig@!

Soy Yolanda, psicologa clínica sanitaria especializada en trastornos de ansiedad y depresión.

Hoy he hablado en este post sobre los deseos que sentimos en determinados momentos y/o circunstancias de nuestra vida, es lo normal. A veces sentimos deseos confusos, este tipo de deseos nos bloquean y confunden.

Seguro que tú has sentido esto en un momento determinado de tu vida, no te preocupes, nos pasa a todos. Pero si quieres hablar con alguien que sabes que te va a escuchar y entender, pero sobre todo no te va a juzgar, aqui me tienes, contactame a traves de:

Mi web: psicologiasinlimitacionesonline.com >>>

Vía whassapp o telefónica: +34 679 26 57 85 >>>

Escribeme un correo electrónico: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com >>>

¿Hablamos?

¿ES NECESARIO…..?

Necesario (del latín) es el término correlativo a «necesidad». Se entiende por necesidad una carencia o la exigencia de un objeto. La necesidad es muchas veces llamada Ananké (Ἀνάγκη) en los textos de filosofía.

Lo necesario, por tanto, se define en cada caso por la necesidad que satisface. Por ejemplo: para cortar la carne es necesario un cuchillo; para poder vivir en la sociedad actual es necesario el dinero; para poder vivir es necesario el oxígeno.

Especial significado tiene la necesidad de justificar un enunciado como verdadero. Según sea el tipo de verdad que se busca, así será la razón necesaria que justifique y legitime la validez de la verdad del enunciado.

Esto es esencial para el establecimiento de las verdades científicas1​ y filosóficas.

En filosofía lo necesario sería la justificación lógica como razón absoluta respecto al universo como totalidad de lo real, del ser y del devenir. Lo necesario satisfaría la necesidad de la razón en su búsqueda del fundamento o principio último de lo real.

Lo necesario en filosofía se define como «lo que es, y no puede no ser», o bien «lo que no puede no ser».

Este juego de palabras se hace imprescindible porque lo necesario es; pero no todo lo que es, es necesario.

La diferencia entre lo que es, y lo que necesariamente es, se establece con las siguientes relaciones lógicas: Lo necesario es (del verbo existir), pero puede incluir lo posible como necesariamente condicionado (aunque no exista lo posible); pero implica contradicción con lo contingente y es (del verbo ser) lógicamente contrario a lo imposible.

De estas relaciones lógicas surge el problema de si lo necesario es algo ideal-lógico propio del pensamiento, o realmetafísico o físico. Lo que da lugar a considerar diferentes modos de ser.

Aunque los presocráticos abundaron en la idea de que las cosas suceden por necesidad, conforme a ley, es Aristóteles, (Met.,Λ VII, 1072 b sigs.), quien establece el concepto como consecuencia de la aplicación a la Naturaleza del principio de causalidad

Lo necesario, en este caso, es un necesario absolutoincondicionado, pues tiene en sí mismo la razón de su ser y de su existencia y es incausado. En otras palabras es el Principio Absoluto del Ser.

Pero no es hasta la Edad Moderna cuando este concepto adquiere entidad propia como concepto lógicamente justificado de forma analítica6​ mediante el establecimiento de un Principio de razón suficiente: Si existe algo existe lo necesario cuya primera formulación es del padre Francisco Suárez. No obstante quienes van a desarrollar este concepto son los racionalistas de manera especial Leibniz. Pero ahora la afirmación adquiere un nuevo sentido, como verdad de razón.

Por ello los empiristas y en general todo el pensamiento que rechaza las ideas innatas y la Metafísica hacen de esta cuestión una falsa cuestión de conocimiento.

Culturalmente suele entenderse como Dios, aunque cada religión y cultura le añade matices y cualidades propias. En este caso lo necesario se entiende como lo absoluto.

Existencia del ser contingente condicionado a la acción de unas causas que actúan conforme a leyes necesarias cuyo encadenamiento expresan la Razón necesaria y suficiente del Universo. Lo necesario es la Naturaleza en su conjunto, regida por las leyes de la naturaleza que son conocidas como leyes por la Ciencia, concebida ésta como conocimiento necesario.

Es el mundo conocido, cognoscible y desconocido en su conjunto: la realidad, el universo; si bien cada cosa en sí misma es contingente, el conjunto como tal en su acción sucesiva de causas, es necesario. En este caso lo necesario, como conjunto, es un concepto y pierde su condición de absoluto, pero se manifiesta en la Física en la relación de unas causas con otras mediante leyes.

El principio de causalidad justifica como razón suficiente el mundo y la realidad y su conocimiento; la sucesión de causas no implica necesariamente la existencia ni de un primer motor (Aristóteles) ni de un dios creador (religiones monoteístas) ni cualquier otro elemento desconocido. Es la ciencia la que puede ir ampliando el conocimiento del mundo y de la realidad en la medida en que puede conocer las leyes de la naturaleza.

Lo Necesario en cualquier caso surge como necesidad de la razón que pretende explicar todo en función de un principio último.

Cómo se entienda dicha Razón da lugar a diversas interpretaciones del mundo de los posibles y de lo real y de lo existente, incluida la idea misma de existencia. Da lugar a los diversos modos de la existencia y plantea la lógica modal. La diversidad de escuelas y opiniones de autores viene a ser prácticamente la propia Historia de la Filosofía.

En la actualidad la posibilidad de una Metafísica está seriamente cuestionada,8​ siendo conscientes de los límites del conocimiento de la ciencia. Las teorías científicas siempre estarán ligadas a un contexto de referencia determinado.

La necesidad metafísica podría justificarse en un ideal de la ciencia como verdad a posteriori.9​ Así la verdad de que el Agua es (H2O) sería una verdad necesaria en el sentido de que en todo mundo posible, allí donde haya agua ésta es (H2O).

Pero tal afirmación está sometida a las condiciones del conocimiento científico, ideal no plenamente realizable, pues siempre estaría condicionada, por ser a posteriori, a condiciones empíricas dadas y contextos teóricos establecidos, siempre abiertos a nuevos horizontes de experiencia posible.

La cuestión del necesario metafísico, o lo absoluto, se convierte así en un tema propio de las creencias, o bien un postulado de la ciencia con sentido heurístico.

Lo necesario como razón lógica tiene su referencia en los principios de la razón humana, en cuanto ésta expresa proposicionesrazonamientos o inferencias conforme a un sistema formal. Si el sistema explicita los axiomas y las reglas que permiten derivar sus teoremas, decimos que este es un sistema formal axiomático.

Decimos que una proposición es una verdad lógica, es decir, necesariamente verdadera, cuando:

1. Dicha proposición es una instancia particular de una ley lógica, una tautología o, lo que viene a ser lo mismo

2. Se puede derivar, según las reglas del sistema, como teorema consecuente de un condicional lógico partiendo de su antecedente.

En ambos casos, y por tanto siempre, las verdades lógicamente verdaderas son necesarias, son proposiciones analíticas, y su tabla de verdad da en todos los casos posibles valor de verdad V.

Lo necesario como necesidad moral surge del hecho de la existencia de la conciencia moral. Se constata en el hecho de sentir la necesidad obligatoria de actuar de determinada manera; como imposición a una conciencia de libertad tener que realizar una acción u omisión dirigida hacia la realización de un Bien considerado en sí mismo como incondicionado, es decir que no depende de las circunstancias, el Bien moral.

Su forma de necesidad se expresa en el deber y en la obligación. Su expresión es imperativa, Tienes necesariamente que hacer…

¡Esto no es todo amig@!

Puedes contactar conmigo a traves de:

Mi web: psicologiasinlimitacionesonline.com>>>

Llamame o whassappeame: +34 679 26 57 85 >>>

Mandame un email: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com >>>

¿Hablamos?

SER PSICÓLOGO HOY

El término psicólogo (en femenino, psicóloga; también, sicólogosicóloga) se aplica al profesional que se dedica a ejercer la psicología. Se trata de un especialista de la salud mental que, por esa razón, se interesa en estudiar y entender el comportamiento (o la conducta, según el punto de vista de otras terminologías). Académicamente, puede optar por especializarse en una o más áreas de su carrera, de modo tal que puede llegar a especializarse en psicología clínica (si trabaja en terapia y en el tratamiento en la salud mental o emocional), psicología conductual o conductista o del comportamiento (si se interesa en el estudio del comportamiento desde el punto de vista del conductismo y de las corrientes derivadas, como la terapia cognitivo-conductual), psicología industrial o psicología del trabajo o psicología laboral o psicología de las organizaciones (si se interesa en la capacitación para el trabajo y en la selección de personal), psicología social (si aborda los procesos sociales, el estudio de los grupos, la influencia o importancia de lo social sobre el comportamiento y las actitudes del individuo), psicología educativa (la educación, la infancia, la escuela, los procesos de aprendizaje), neurociencias o psicofisiología (las bases neurofisiológicas o neurobiológicas del comportamiento), psicología forensepsicólogo comunitario y otras.

Es necesario matizar que un psicólogo es tal cuando está en posesión de un título universitario acreditativo; en España, ese título procede de la licenciatura en psicología o del grado en psicología, solo impartidos en universidades. Por ello, no debe confundirse con otras profesiones o titulaciones que, aunque pueda parecer que ejercen competencias similares, son muy distintas. Estas son:

  • Psiquiatra: Persona licenciada en medicina cuya especialización ha sido el estudio de la psicopatalogía a través del abordaje médico; los psiquiatras son médicos especialistas en psiquiatría. Los psicólogos son licenciados en psicología, que pueden especializarse en varias ramas, como la psicología clínica y la psicología de la salud, las neurociencias, la psicología de la educación, psicología del trabajo y de las organizaciones, etcétera. El psiquiatra utiliza principalmente la farmacología para mejorar los síntomas más incapacitantes de los trastornos de salud mental, aunque en algunos casos también realiza intervención o tratamientos psicoterapéuticos después de una formación de posgrado en estos campos.
  • Psicoanalista: Persona similar en funciones al psicólogo clínico, pero cuya especialidad es el psicoanálisis en una o más de sus muchas vertientes. Los psicoanalistas por tanto no practican activamente la psicología, sino el psicoanálisis, de supuestos diferenciados a la psicología predominante hoy en día. Algunos países ofertan esta titulación en sus universidades como rama dentro de la carrera de psicología; en España, no se oferta tal titulación universitaria.
  • Trabajador social: Persona encargada de facilitar una óptima inserción social a otras personas en situaciones de riesgo o potencialmente desfavorecidas. Aunque su aplicación profesional se apoye en los supuestos de la psicología, sobre todo en su vertiente más social, estos no se limitan a ella, por lo que los trabajadores sociales pueden estar en posesión del título de psicólogo o no estarlo. En ocasiones, su labor profesional se ve cubierta con titulaciones parcialmente afines a la psicología, como pueden ser antropología o sociología, o ciclos formativos como trabajo social, por lo que su labor terapéutica se limita a la inserción del sujeto a un entorno favorable y emocionalmente positivo para él.
  • Terapeuta: Persona que procura el bienestar mental de otra persona de forma profesional, aun sin estar en posesión del título universitario que lo acredita como psicólogo. Muchos son los cursos, ciclos formativos y oferta formativa no oficial en general que pueden conducir a la formación de un terapeuta, pero es necesario no confundirlo con el psicólogo, dado que no poseen la misma formación ni las mismas obligaciones. Un terapeuta no necesita acreditar titulación alguna, por lo que tanto académica como profesionalmente no están capacitados para ejercer las competencias de un psicólogo clínico.
  • Orientador: Persona que se ofrece a sí misma como guía para que otra persona pueda alcanzar algún objetivo, lo cual le reportará bienestar. Al igual que en el caso anterior, excepto en el ámbito educativo, no es obligatorio que un orientador posea el título de psicólogo, por lo que sus conocimientos quedan reducidos a lo que él mismo haya considerado oportuno, como cursos o ciclos no oficiales.

Por tanto, aunque sean muchas las personas que intentan trabajar en el ámbito de la psicología clínica con fines lucrativos, es imprescindible hacer una distinción entre los que realmente se encuentran capacitados para ello (los psicólogos) y los que simplemente les emulan, en ocasiones satisfactoriamente, incluso sin poseer los conocimientos indispensables acreditados con la titulación universitaria.

La psicología es una disciplina compleja, con muchas maneras diferentes de observar e interpretar la mente y la conducta humana y de aplicar los conocimientos obtenidos. A medida que se ha ido desarrollando como disciplina científica y profesional, se ha producido también una creciente especialización, tanto en interés por la investigación como en términos de formación.

Tras finalizar su formación universitaria fundamental, quien obtiene el título de psicología debe especializarse en una o varias de estas áreas concretas —aquellas que mejor se adapten a sus intereses y capacidades— para poder desarrollar eficazmente una actividad profesional productiva. Algunas de las ocupaciones profesionales del psicólogo con más tradición y población son las siguientes: (1) Psicólogo experimental, (2) Psicopatólogo, (3) Psicólogo Clínico, (4) Psicólogo forense, (5) Asesor psicólogico, (6) Psicólogo en línea u online.

La autoridad que debe salvaguardar el cumplimiento de esta deontología profesional en España es el llamado Colegio Profesional de Psicólogos. Esta instintución es la encargada de intervenir en caso de que un profesional viole el código ético al que está atado la actividad psicológica profesional, además de tener ciertas obligaciones para con sus afiliados:

  • Los colegios profesionales de psicólogos deben estar atentos y tomar medidas en el caso de que algún psicólogo sufra desequilibrios personales que afecten a su ejercicio profesional.
  • Deben intervenir, siguiendo las directrices del código deontológico, cuando se produzcan conflictos y escándalos públicos a consecuencia de informes y diagnósticos que interfieran en los derechos e intereses de otras personas, o entren en conflicto con informes emitidos por otros profesionales de la psicología, adoptando los procesos administrativos que consideren adecuados.
  • Deben denunciar las prácticas de banalización y de ambigüedad profesional en el ejercicio de la psicología, así como recordar a sus afiliados la responsabilidad de ofrecer una imagen adecuada de su profesión.
  • Tienen la obligación de recordar a los profesionales de la psicología su responsabilidad de ofrecer ayuda eficaz, para lo cual es necesario mantener al día su formación y evitar el anquilosamiento en el ejercicio de la profesión psicológica, puesto que las técnicas profesionales no son inamovibles. Para ello, deben procurar que sus afiliados reciban una especie de formación continuada, ofreciéndoles una actualización periódica de su formación teórica y práctica.

¡Esto no es todo amig@!

Soy Yolanda, psicóloga clínica sanitaria y estoy aqui para ayudar a todo aquel que lo necesite.

Tal vez tengas un montón de preocupaciones que no te dejan dormir, quizás sientes emociones que no sabes gestionar, …..

Contacta conmigo a través de:

Mi web: www. psicologiasinlimitacionesonline.com >>>

Llamame o whassapeame: +34 679 26 57 85 >>>

Escribeme un correo electrónico (e-mail): psicologiasinlimitaciones@hotmail.com >>>

¿Hablamos?

DEDICATÉ TIEMPO

El tiempo (del latín tempus) es una magnitud física con la que se mide la duración o separación de acontecimientos.

El tiempo permite ordenar los sucesos en secuencias, estableciendo un pasado, un futuro y un tercer conjunto de eventos ni pasados ni futuros respecto a otro.

En mecánica clásica a esta tercera clase se llama «presente» y está formada por eventos simultáneos a uno en particular.

En mecánica relativista el concepto de tiempo es más complejo: los hechos simultáneos («presente») son relativos al observador, salvo que se produzcan en el mismo lugar del espacio; por ejemplo, un choque entre dos partículas.

Su unidad básica en el Sistema Internacional es el segundo, cuyo símbolo es s (debido a que es un símbolo y no una abreviatura, no se debe escribir con mayúscula, ni se escribe como «seg», «sg» o «sec», ni agregando un punto posterior).

El tiempo ha sido durante mucho tiempo un importante tema de estudio en la religión, la filosofía y la ciencia, pero definirlo de manera aplicable a todos los campos sin circularidad ha eludido sistemáticamente a los estudiosos.1​No obstante, campos tan diversos como los negocios, la industria, los deportes, las ciencias y las artes escénicas incorporan alguna noción de tiempo en sus respectivos sistemas de medición.​

El tiempo en física se define operativamente como «lo que lee un reloj«.​

La naturaleza física del tiempo es abordada por la relatividad general con respecto a los eventos en el espacio-tiempo. Ejemplos de eventos son la colisión de dos partículas, la explosión de una supernova o la llegada de un cohete. A cada suceso se le pueden asignar cuatro números que representan su tiempo y posición (las coordenadas del suceso). Sin embargo, los valores numéricos son diferentes para los distintos observadores. En la relatividad general, la pregunta de qué hora es ahora sólo tiene sentido en relación con un observador concreto. La distancia y el tiempo están íntimamente relacionados y el tiempo necesario para que la luz recorra una distancia específica es el mismo para todos los observadores, como demostró públicamente por primera vez el experimento de Michelson y Morley. La relatividad general no aborda la naturaleza del tiempo para intervalos extremadamente pequeños en los que la mecánica cuántica es válida. En este momento, no existe una teoría generalmente aceptada de la relatividad general cuántica. 

El tiempo es una de las siete cantidades físicas fundamentales tanto en el Sistema Internacional de Unidades (SI) como en el Sistema Internacional de Cantidades. La unidad de tiempo base del SI es el segundo. El tiempo se utiliza para definir otras cantidades – como la velocidad – por lo que definir el tiempo en términos de dichas cantidades daría lugar a una circularidad de definición.9​ Una definición operativa del tiempo, en la que se dice que la observación de un cierto número de repeticiones de uno u otro evento cíclico estándar (como el paso de un péndulo de movimiento libre) constituye una unidad estándar como el segundo, es muy útil tanto en la realización de experimentos avanzados como en los asuntos cotidianos de la vida. Para describir las observaciones de un acontecimiento, se suele anotar una ubicación (posición en el espacio) y un tiempo.

La definición operativa del tiempo no aborda cuál es su naturaleza fundamental. No aborda por qué los acontecimientos pueden ocurrir hacia adelante y hacia atrás en el espacio, mientras que los acontecimientos sólo ocurren en el avance del tiempo. Las investigaciones sobre la relación entre el espacio y el tiempo llevaron a los físicos a definir el continuo espacio-tiempo. La relatividad general es el marco principal para entender cómo funciona el espaciotiempo. A través de los avances en las investigaciones tanto teóricas como experimentales del espacio-tiempo, se ha demostrado que el tiempo puede distorsionarse y dilatarse, particularmente en los bordes de los agujeros negros.

La medición del tiempo ha ocupado a los científicos y a los tecnólogos de la ingeniería, y fue una motivación primordial en la navegación y la astronomía. Los eventos periódicos y el movimiento periódico han servido durante mucho tiempo como estándares para las unidades de tiempo. Algunos ejemplos son el movimiento aparente del sol en el cielo, las fases de la luna, el movimiento de un péndulo y el latido del corazón. Actualmente, la unidad de tiempo internacional, el segundo, se define midiendo la transición electrónica frecuencia de los átomos de cesio. El tiempo también tiene una importancia social significativa, ya que tiene un valor económico («el tiempo es dinero«), así como un valor personal, debido a la conciencia del tiempo limitado en cada día y en la la duración de la vida humana.

Hay muchos sistemas para determinar qué hora es, entre ellos el Sistema de Posicionamiento Global, otros sistemas de satélites, el Tiempo Universal Coordinado y el tiempo solar medio. En general, los números obtenidos a partir de los distintos sistemas de tiempo difieren entre sí.

Desde el punto de vista de la teoría de sistemas propuesta por Niklas Luhmann, ​ el tiempo tiene una formación social, de esta manera el tiempo está situado desde la perspectiva del observador. De esta suerte, se trata de una operación que se realiza de manera concreta a través de la distinción entre antes y después. El primero es el pasado que no existe, y que sin embargo, se puede recordar y en el que se puede ubicar la causalidad, por otro lado el futuro que es donde suceden los efectos. En el punto ciego entre ambos se encuentra la actualidad del presente, en el que se encuentra la sincronización de la simultaneidad. Por lo tanto el mundo se percibe desde la simultaneidad (presente) y la no simultaneidad (pasado-futuro). Como nos explica Luhmann, «se pueden construir tiempos específicos para localizar, por ejemplo, las causas en el pasado; los efectos, en el futuro. Pero todo esto es solo posible en la observación que se realiza solo en un presente actual, y mediante aplicación de procesos de atribución».

La cronología (histórica, geológica, etc.) permite datar los momentos en los que ocurren determinados hechos (lapsos relativamente breves) o procesos (lapsos de duración mayor). En una línea de tiempo se puede representar gráficamente los momentos históricos en puntos y los procesos en segmentos.

Las formas e instrumentos para medir el tiempo son de uso muy antiguo, y todas ellas se basan en la medición del movimiento, del cambio material de un objeto a través del tiempo, que es lo que puede medirse. En un principio, se comenzaron a medir los movimientos de los astros, especialmente el movimiento aparente del Sol, dando lugar al tiempo solar aparente. El desarrollo de la astronomía hizo que, de manera paulatina, se fueron creando diversos instrumentos, tales como los relojes de sol, las clepsidras o los relojes de arena y los cronómetros. Posteriormente, la determinación de la medida del tiempo se fue perfeccionando hasta llegar al reloj atómico. Todos los relojes modernos desde la invención del reloj mecánico han sido construidos con el mismo principio del «tic tic tic». El reloj atómico está calibrado para contar 9 192 631 770 vibraciones del átomo de cesio para luego hacer un «tic».

¡Esto no es todo amig@!

Soy Yolanda, psicóloga clínica sanitaria. Tengo mi propia consulta y me gustaría ayudarte si tienes problemas y preocupaciones que no te dejan dormir.

Hoy he querido hablaros en este post sobre el tiempo. Ese que pasa y no vuelve, también vivir, buscar y disfrutar de los buenos momentos del día a día, ya sabéis «tiempo que pasa ya no vuelve»

Puedes contactar conmigo a través de:

Mi web: psicologiasinlimitacionesonline.com >>>

Llámame o whassappeame: +34 679 26 57 85 >>>

Enviame un correo electrónico: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com >>>

¿Hablamos?

¿COMO FUNCIONA TU PENSAMIENTO?

El pensamiento abarca un flujo de ideas y asociaciones que pueden llevar a conclusiones lógicas.​ Si bien es una actividad de valor existencial para el ser humano, aún no existe consenso sobre cómo se define o se entiende adecuadamente.

Debido a que el pensamiento subyace en muchas acciones e interacciones humanas, comprender sus orígenes físicos y metafísicos y sus efectos ha sido un objetivo desde hace mucho tiempo en muchas disciplinas académicas, incluidas la filosofíalingüísticapsicologíaneurocienciainteligencia artificialbiologíasociología y ciencias cognitivas.

Es la actividad y creación de la mente; se dice de todo aquello que es traído a la existencia mediante la actividad del intelecto. El término es comúnmente utilizado como forma genérica que define todos los productos que la mente puede generar incluyendo las actividades racionales y reflexivas del intelecto o las abstracciones de la imaginación;​ todo aquello que sea de naturaleza mental es considerado pensamiento, bien sean estos abstractos, racionales, creativos y artísticos.​ Se considera pensamiento también la coordinación del trabajo creativo de múltiples individuos con una perspectiva unificada en el contexto de una institución.

El pensamiento permite a los humanos dar sentido, interpretar, representar o modelar el mundo que experimentan y hacer predicciones sobre él.​ Por lo tanto, es útil para un organismo con necesidades, objetivos y deseos cuando hace planes o intenta lograr esas metas.

La palabra pensamiento proviene del latín pensare (estimar o comparar) y el sufijo -miento (instrumento, medio o resultado de).

El pensamiento puede significar: (1) un solo producto del pensamiento o única idea («Mi primer pensamiento fue ‘no'».). (2) el producto de la actividad mental («Las matemáticas son un gran cuerpo de pensamiento».), (3) el acto o sistema de pensamiento («Estaba agotado por pensar demasiado».), (4) la capacidad de pensar, razonar, imaginar («Todo su pensamiento se aplicó a su trabajo».), (5) la consideración o reflexión sobre una idea («El pensamiento de la muerte me aterroriza».), (6) recuerdo o contemplación («Pensé en mi infancia».), (7) intención a medio formar o imperfecta («Pensé en ir».), (8) anticipación o expectativa («No pensó en volver a verlo».), (9) consideración, atención, cuidado o consideración («No pensó en su apariencia» y «Lo hice sin pensar».), (10) juicio, opinión o creencia («Según su pensamiento, la honestidad es la mejor política».), (11) las ideas características de un lugar, clase o tiempo en particular («pensamiento griego»), (12) el estado de ser consciente de algo («Me hizo pensar en mi abuela».), (13) tiende a creer en algo, especialmente con menos que plena confianza («Creo que va a llover, pero no estoy seguro».)

El proceso de pensamiento es un medio de planificar la acción y de superar los obstáculos entre lo que hay y lo que se proyecta.

Según la definición teórica, el pensamiento es aquello que se trae a la realidad por medio de la actividad intelectual. Por eso, puede decirse que los pensamientos son productos elaborados por la mente, que pueden aparecer por procesos racionales del intelecto o bien por abstracciones de la imaginación.

El pensamiento se podría definir como imágenes, ensoñaciones o esa voz interior que nos acompaña durante el día y en la noche en forma de sueños. La estructura del pensamiento o los patrones cognitivos son el andamiaje mental sobre el que se conceptualiza la experiencia o la realidad.

Los psicólogos se han concentrado en el pensamiento como un esfuerzo intelectual destinado a encontrar una respuesta a una pregunta o la solución de un problema práctico. La psicología cognitiva es una rama de la psicología que investiga los procesos mentales internos como la resolución de problemas, la memoria y el lenguaje; todos los cuales se utilizan para pensar. La escuela de pensamiento que surge de este enfoque se conoce como cognoscitivismo, que se interesa en cómo las personas representan mentalmente el procesamiento de la información.​ Tuvo sus fundamentos en la psicología Gestalt de Max WertheimerWolfgang Köhler y Kurt Koffka,​ y en el trabajo de Jean Piaget, quien proporcionó una teoría de etapas / fases que describe el desarrollo cognitivo de los niños.

Los psicólogos cognitivos utilizan enfoques psicofísicos y experimentales para comprender, diagnosticar y resolver problemas, en relación con los procesos mentales que median entre el estímulo y la respuesta. Estudian diversos aspectos del pensamiento, incluida la psicología del razonamiento, y cómo las personas toman decisiones y elecciones, resuelven problemas y se involucran en el descubrimiento creativo y el pensamiento imaginativo. La teoría cognitiva sostiene que las soluciones a los problemas adoptan la forma de algoritmos: reglas que no necesariamente se entienden pero prometen una solución, o de heurísticas: reglas que se comprenden pero que no siempre garantizan soluciones. La ciencia cognitiva se diferencia de la psicología cognitiva en que los algoritmos destinados a simular el comportamiento humano se implementan o se pueden implementar en una computadora.

En psicología del desarrolloJean Piaget fue un pionero en el estudio del desarrollo del pensamiento desde el nacimiento hasta la madurez. En su teoría del desarrollo cognitivo, el pensamiento se basa en acciones sobre el medio ambiente. Es decir, Piaget sugiere que el entorno se comprende a través de asimilaciones de objetos en los esquemas de acción disponibles y estos se acomodan a los objetos en la medida en que los esquemas disponibles no satisfacen las demandas. Como resultado de esta interacción entre asimilación y acomodación, el pensamiento se desarrolla a través de una secuencia de etapas que difieren cualitativamente entre sí en el modo de representación y la complejidad de la inferencia y la comprensión. Posteriormente, las representaciones se organizan gradualmente en estructuras lógicas que operan primero sobre las propiedades concretas de la realidad, en la etapa de operaciones concretas, y luego operan sobre principios abstractos que organizan propiedades concretas, en la etapa de operaciones formales. En los últimos años, la concepción piagetiana del pensamiento se integró con las concepciones del procesamiento de la información. Así, el pensamiento se considera el resultado de mecanismos que se encargan de la representación y procesamiento de la información. En esta concepción, la velocidad de procesamientocontrol cognitivo y memoria de trabajo son las principales funciones que subyacen al pensamiento. En las teorías neopiagetianas del desarrollo cognitivo, se considera que el desarrollo del pensamiento proviene de una mayor velocidad de procesamiento, un mayor control cognitivo y un aumento de la memoria de trabajo.

El psicólogo Carl Jung en su libro Tipos psicológicos propuso la existencia de cuatro funciones principales en la consciencia entre las cuales se encuentra la función pensamiento. Las tres funciones restantes son la sensación, la intuición y el sentimiento. Estas cuatro funciones son modificadas por dos actitudes principales: introversión y extraversión. A partir de esta teoría se desarrolla más tarde el Indicador Myers-Briggs que cuenta con 16 combinaciones tipológicas (8 tipos más que en la tipología junguiana clásica) de las cuales cuatro son del tipo pensamiento;

  • INTP; Introvertido, Intuitivo, Pensamiento (Thinking), Perceptivo.
  • ISTP; Introvertido, Sensitivo, Pensamiento (Thinking), Perceptivo.
  • ENTJ; Extravertido, Intuitivo, Pensamiento (Thinking), Calificador (o Judging).
  • ESTJ; Extravertido, Sensitivo, Pensamiento (Thinking), Calificador (o Judging).

Los dos primeros pertenecen al pensamiento introvertido con orientación intuitiva y sensitiva respectivamente; y los dos últimos al pensamiento extravertido con orientación intuitiva y sensitiva, también respectivamente.

¡Esto no es todo amig@!

Estoy segura de que te ha interesado este tema: El pensamiento humano. Cada uno de nosotros piensa de forma distinta, es obvio, pero hay pensamientos que pueden desencadenar procesos psicopatológicos que requieren la atención de un experto en salud mental ya sea psicólogo o psiquiatra en caso de necesitar medicación. La mayoría de las veces es muy recomendable que psicólogo y psiquiatra traten conjuntamente a los mismos pacientes ya que la labor de estos dos profesionales es, a veces, diferente.

Ya sabéis que podéis contactar conmigo por medio de:

Entra en mi web: http://www.psicologiasinlimitacionesonline.com >>>

Llámame o escribeme un Whatss App: +34 679 26 57 85 >>>

Escribeme un correo electrónico o e-mail: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com >>>

¿Hablamos?

SER UN PSICÓPATA

La psicopatía o personalidad psicopática es un trastorno antisocial de la personalidad.

A diferencia de la mayoría de trastornos psicológicos, no existe un comportamiento único definido en una persona a partir del cual se pueda distinguir de forma inequívoca a un psicópata. Pese a que en sentido legal puede ser útil o necesaria la existencia de una referencia exacta con la que decir si una persona es psicópata o no, no hay evidencia científica para decir quién es psicópata y quién no. En otras palabras, un psicópata está mejor definido como una persona que es «más o menos psicopática».​ Contrario a la cultura popular e incluso contrario a una parte importante de profesionales del sector, un estudio científico reveló en el año 2004​ y luego respaldado por los resultados de otro estudio en el año 2006,​ que es poco acertado pensar en las personas como «psicópata o no psicópata», así como pensar que dos psicópatas tienen el mismo tipo de psicopatía o características psicopáticas, el mismo comportamiento, etc. En este artículo se utiliza el término psicópata entendiendo el término según esta definición.

Hay varios comportamientos y características que son «relativamente comunes» entre los psicópatas. Las personas con trastorno psicopático, o psicópatas, suelen estar caracterizadas por tener un «marcado comportamiento antisocial, una empatía y unos remordimientos reducidos, y un carácter más bien desinhibido». Este carácter psicopático puede hallarse en diferentes dimensiones de la personalidad, y en diferentes combinaciones en el conjunto de la población. La definición exacta de la psicopatía ha ido variando sustancialmente a lo largo de los años y sigue siendo una materia bajo investigación. Algunas definiciones que continúan siendo usadas en la actualidad son parcialmente complementarias y a veces hasta contradictorias.

Los psicópatas tienden a crear códigos propios de comportamiento, por lo cual solamente sienten culpa al infringir sus propios reglamentos y no los códigos sociales comunes. Sin embargo, estas personas sí tienen conocimiento de los usos sociales, por lo que su comportamiento es adaptativo y pasa inadvertido para la mayoría de las personas.​ Afín a todo lo antedicho es la personalidad sádico narcisista o de narcisismo maligno.

Debido a que se trata actualmente de una materia bajo investigación y que no se ha empezado a conocer mejor hasta que no se han realizado estudios serios (aproximadamente a partir del año 2000 en adelante), es un tipo de personalidad habitualmente mitificada y mal entendida en la sociedad. De este modo, a través de películas y de la prensa popular (en algunos casos incluso prensa especializada en psicología), se ha transmitido una imagen exagerada o directamente errónea.

Un mito muy extendido es que los psicópatas no pueden o no sienten emociones. Tal como se ha explicado en la definición científica de la psicopatía, no se puede considerar a todos los psicópatas por igual. Hay psicópatas que pueden sentir perfectamente el espectro normal de emociones humanas y hay otros que no. Gracias a la nueva tecnología IRMf, se han realizado recientemente estudios que revelan que los psicópatas que tienen déficits emocionales, los tienen en todas las emociones.

Las personas generalmente asocian el término psicópata con la violencia y viceversa. Sin embargo, la psicopatía existe tanto en el mundo criminal como en el mundo civilizado, y muchos psicópatas no tienen ningún historial de violencia. Esto no significa que no haya psicópatas con tendencia a la violencia, pero lo contrario (que todos los psicópatas sean violentos) es igualmente falso.

No existe evidencia real sobre las posibles causas del trastorno de personalidad antisocial; sin embargo, se cree que factores genéticos y ambientales, como el maltrato infantil o el abuso infantil, contribuyen a su desarrollo. Las personas de padres antisociales o alcohólicos corren mayor riesgo. Las prisiones contribuyen en mucho a desarrollar esta afección en las personas.

Las personas que tienen por costumbre maltratar a los animales durante la infancia suelen estar ligadas al desarrollo de la personalidad antisocial.

A pesar de que los psicópatas no conciben al resto como personas, sí establecen relaciones y vínculos, que suelen ser de tres tipos:

  • Asociativos: cuando un psicópata entra en contacto con otro u otros para obtener un objetivo común (también se suele denominar alianza). Dado que los integrantes del vínculo son narcisistas y ególatras, el apego solamente está justificado por el utilitarismo de tener un propósito común.
  • Tangenciales: cuando el psicópata encuentra una víctima ocasional en un encuentro puntual, donde utiliza sus tácticas coercitivas de forma temporal.
  • Complementarios: determinan una relación de doble vía, que habitualmente ocurre con un neurótico (este suele ser manipulado por el psicópata en una mal denominada «simbiosis»), en este caso la persona psicópata suele aprovecharse de la situación en los neuróticos culpógenos, neuróticos víctimas los cuales tienen un duelo casi perenne ya que no pueden sustituir al objeto perdido, es decir que se sienten culpables de algo con deseos (siempre inconscientes) de autodestrucción sintomáticos, muchas veces en una depresión con sentimientos de culpa que es aprovechada por cualquier psicópata generador de culpa o psicópata culpógeno.

La seducción es la base que permite el acto psicopático y se produce mediante una transferencia bidireccional donde la propuesta del psicópata encuentra eco en las apetencias del otro, dado que una característica fundamental de la personalidad psicopática es la habilidad para captar las necesidades del otro. Este mecanismo se articula cuando el psicópata convence al otro de que él le es infinitamente necesario para suplir necesidades irracionales que este no puede detallar.

En la seducción el psicópata necesita que el otro esté de acuerdo, para lo cual usa la persuasión y el encanto, por lo que es bidireccional; hay un consentimiento por parte de la otra persona, a diferencia de lo que ocurre en las relaciones tangenciales donde el psicópata actúa unidireccionalmente mediante la violencia, que constituye una agresión desde una posición de poder. Aquella bidireccionalidad podría ser debida a que la mayoría de psicópatas son conscientes de las consecuencias judiciales de sus actos.

Son difíciles de tratar debido a su personalidad y a la gran capacidad de manipulación que poseen, además de que su motivación es escasa. Las diferentes investigaciones han demostrado que el tratamiento es más eficaz cuando se trata de jóvenes que aún no han desarrollado de forma sólida la personalidad psicopática, especialmente si son psicópatas secundarios en vez de primarios.

Actualmente, existen programas de tratamiento de delincuentes juveniles con una puntuación alta en psicopatía que presentan resultados favorables. El tratamiento farmacológico se centra en un síntoma concreto (litio si el sujeto es muy agresivo) y el único fin es que los sujetos sean más dóciles en la terapia, es decir, es algo temporal.

La terapia conductual demuestra que responden mejor al refuerzo positivo (especialmente si es monetario), que al negativo.

La terapia familiar e interpersonal se centra en las relaciones con los demás. Los estilos educativos con un uso excesivo del castigo pueden provocar síntomas predecesores de la psicopatía. López Romero, autor de esta teoría añade que la investigación se vea influenciada por la herencia de los padres y que el uso excesivo del castigo se puede deber a una necesidad de los padres de imponer su autoridad debido al comportamiento del hijo.

¡Esto no es todo amig@!

Ya sabes donde y como ponerte en contacto si tienes un problema de este estilo, una preocupación que te agobia o cualquier tipo de problema que te impide reconciliar el sueño.

Te recuerdo. Puedes ponerte en contacto conmigo mediante:

Mi web: http://www.psicologiasinlimitacionesonline.com >>>

Llámame o whassappeame: +34 679 26 57 85 >>>

Escribeme un correo electrónico: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com >>>

¡Te espero!