PERSEGUIR UN SUEÑO.

Todas las personas tenemos sueños, algunos inalcanzables pero otros se pueden conseguir con constancia y fuerza de voluntad. Que os voy a decir yo que vosotros no sepáis ya: Es típico la constancia y fuerza de voluntad que dicen los fisioterapeutas y los médicos.

Nuestras familias, padres sobre todo, hacen caso a los médicos y fisioterapeutas y nos dicen que hagamos los ejercicios que nos han recomendado. Aplaudo esta postura de los padres, quieren que seamos lo mas independientes posible para un futuro en el que ellos ya no estén en este mundo, pero ¿Qué pasa con nosotros y nuestros sueños? Lo que ocurre con nuestros sueños la mayoría de las veces es que se desvanecen: siempre hay alguien que nos dice: “tú sueñas” el típico “tú no puedes” o “si no puedes caminar ¿Cómo pretendes hacer esto o lo otro? De nuevo nos topamos con los perjuicios sociales.

                               Hasta que no te aceptas a ti mismo

                                y a la vez sientes seguridad en ti mismo,

                                            no conseguiras ser tu

o                     quererte a ti mismo sencillamente porque estas vivio

                           y porque te mereces quererte y que te quieran

        La realidad es que no vamos a caer bien a todo el mundo, eso es un imposible, al igual que no todas las personas de nuestro alrededor no nos caen bien a nosotros.

Una vez que te aceptas y te amas a ti mismo es cuando buscaras tu felicidad. No te voy a mentir, te encontraras mil obstáculos tanto físicos como psicológicos pero tendrás la fuerza de voluntad necesaria para perseguir tu sueño.

Siempre hay que ser realistas, todos sabemos lo que podemos conseguir en la vida y lo que no. Os pongo un ejemplo mío: yo que tengo parálisis cerebral no puedo soñar en correr los cien metros lisos porque es imposible. Cada uno de nosotros tenemos muchas capacidades y sabemos mejor que nadie lo que podemos hacer y lo que no podemos hacer. La mayoría de las veces tenemos mas capacidades que mostrar al mundo que limitaciones, eres tú quien tiene que poner tus limites porque la persona que mas te conoce eres tú.

      Cuando te aceptas y te amas a ti mismo, solo cuando eso ocurra, serás el protagonista de esta película que es tu vida. Siempre con los pies en el suelo, serás feliz porque tú eliges la vida que quieres vivir y no una vida impuesta. Apuesta por ti, apuesta por tu felicidad porque nadie lo puede hacer por ti. Solo tu sabes lo que es importante para ti, solo tú sabes tus secretos mejor guardados, aquellos que los guardas en tu corazón porque te llamarían “loco” si los contaras.

¿De verdad me vas a decir que te importa que te digan: “tú estas loco”?, ¿A estas alturas de tu vida importa eso te importa mas ser feliz al cumplir tu sueño? No me lo creo. No hace falta que te diga como es la sociedad en la que vivimos, una sociedad que se alegra de nuestros fracasos y nos maldice cuando tenemos éxito en algo, cuando cumplimos uno de nuestros sueños. Eso lo sabes tú porque lo has vivido en carne y hueso.

Ya no somos niños, sabemos lo que queremos, y sabemos aquello que no queremos que nos ocurra. La vida no es fácil para nadie y menos para nosotros, personas con limitaciones. Lograr un sueño es un camino de rosas pero, te recuerdo, que las rosas tienen espinas que se te clavan en la piel de tus dedos cuando las coges entre tus manos. Te encontraras miles de “espinas”, miles de obstáculos con los que deberás lidiar pero por perseguir el sueño de tu vida harás lo que sea necesario. Sacaras fuerzas de donde no las hay, como bien solemos decir.

Las personas con limitaciones (físicas, psíquicas o sensoriales) hemos vivido toda nuestra vida llena de negativismos (los “no puedes”, “no sirves”, no, no y no). Basta, basta ya de tanta discriminación, basta ya de tantas humillaciones. Me niego a aceptar humillaciones en el siglo XXI solo por tener unas limitaciones. Ya me canse de eso, es tan sencillo como pensar: las personas que nos quieren nos aceptan tal y como somos y las personas que no nos aceptan no merecen la pena.

Tal y como escuchamos en la banda sonora de la película de Disney “El Jorobado de Notre Dame” sueña con el día de mañana, un mañana completamente distinto al de hoy, un mundo nuevo por fin llegará, sueña con todo lo que quieres hacer en la vida y hazlo en la medida de las posibilidades y limitaciones de cada uno de nosotros.

            HACED DE VUESTROS SUEÑOS UNA REALIDAD, UNA VIDA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s