DESCUBRE LA AROMATERAPÍA

La aromaterapia es una forma de medicina alternativa basada en el uso de materiales aromáticos, incluidos los aceites esenciales y otros compuestos aromáticos, con el objetivo de mejorar el bienestar psicológico o físico para la cual no existe buena evidencia de eficacia.

En aromaterapia se utilizan mezclas de aceites esenciales y otros productos derivados de vegetales en aplicación tópica, interna, por inhalación o inmersión en el agua aromatizada, pero no hay ninguna evidencia que sostenga la eficacia de la aromaterapia pueda prevenir, tratar o curar enfermedades.​ Hay pruebas controvertidas de que puede ser eficaz para combatir las náuseas y los vómitos postoperatorios. Sin embargo el gobierno de Australia no encontró evidencia de efectividad para la aromaterapia en sus análisis de 2015.​

Se ofrece tanto como una terapia complementaria o como una forma de medicina alternativa, en el primer caso junto con los tratamientos convencionales basados en evidencia científica,​ y en el segundo en lugar de ellos, reemplazándolos por completo.

El uso de aceites esenciales para fines terapéuticos, espirituales, higiénicos y rituales se remonta a las civilizaciones antiguas, incluidos los chinos, los indios, los egipcios, los griegos y los romanos que los usaban en cosméticos, perfumes y drogas.

En la era de la medicina moderna, la denominación de este tratamiento apareció por primera vez en forma impresa en 1937 en un libro francés sobre el tema: Aromathérapie: Les Huiles Essentielles, Hormones Végétales escrito por el químico René-Maurice Gattefosé. Una versión en inglés del cual fue publicada en 1993. Aparentemente, en 1910, Gattefossé se quemó gravemente una mano y luego afirmó haberla tratado eficazmente con aceite de lavanda lo que lo llevó a investigar la composición química de los aceites esenciales y su uso médico.

Posteriormente el cirujano de la armada francesa Jean Valnet, utilizó aceites esenciales como antisépticos para tratar a los soldados heridos en combate durante la Segunda Guerra Mundial. En 1964 Valnet publicó Aromathérapie, obra considerada como fundamental para la aromaterapia.

No existe buena evidencia médica de que la aromaterapia pueda prevenir o curar enfermedades. ​

La investigación clínica ha encontrado que la intervención fitoterapéutica (es decir, la aromaterapia) puede ayudar a reducir los niveles de ansiedad durante el proceso del parto.​ Y en pacientes con cáncer, se ha descubierto que la aromaterapia reduce los síntomas de ansiedad y depresión.​​

La evidencia de la eficacia de la aromaterapia en el tratamiento de afecciones médicas es deficiente, con una falta particular de estudios que empleen una metodología rigurosa.​ Una serie de revisiones sistemáticas han estudiado la efectividad clínica de la aromaterapia con respecto al manejo del dolor en el trabajo de parto,​ el tratamiento de las náuseas y vómitos postoperatorios,​ manejo de conductas desafiantes en personas que tienen demencia, y síntomas alivio en pacientes con cáncer.​ Y mientras que algunos estudios han llegado a la conclusión de que mejora el estado de ánimo del paciente, no hay evidencia concluyente sobre cómo funciona en el manejo del dolor.​ Los estudios no han sido concluyentes debido al hecho de que no existe evidencia directaLa aromaterapia conlleva una serie de riesgos de efectos adversos. Tomando esto en consideración, combinado con la falta de evidencia de su beneficio terapéutico, hace que la práctica tenga un valor cuestionable.​

Hay una gran cantidad de estudios que exploran la preocupación de que al estar los aceites esenciales altamente concentrados, pueden irritar la piel cuando se usan en forma no diluida. Por ello, normalmente se diluyen con un aceite portador para aplicación tópica, como el aceite de jojobade oliva o de coco. También pueden ocurrir reacciones fototóxicas con aceites de cáscara de cítricos como el limón o la lima.​ Además, muchos aceites esenciales tienen componentes químicos que son sensibilizadores (lo que significa que, después de varios usos, causarán reacciones en la piel y más aún en el resto del cuerpo). La composición química de los aceites esenciales podría verse afectada por los herbicidas si las plantas de las que se extraen son cultivadas en lugar de cosecharse en el medio silvestre.​

Algunos aceites pueden ser tóxicos para algunos animales domésticos, siendo los gatos particularmente propensos a este problema.​

La mayoría de los aceites también pueden ser tóxicos para los humanos. Un informe de tres casos documentó ginecomastia (agrandamiento patológico de glándulas mamarias en el hombre) en niños prepúberes que estuvieron expuestos a aceites tópicos de lavanda y árbol de té. El Consejo Comercial de Aromaterapia del Reino Unido emitió una refutación. Y la Asociación Australiana del Árbol del Té, un grupo que promueve los intereses de los productores, exportadores y fabricantes australianos de aceite de árbol del té, emitió una carta que cuestionaba el estudio y solicitó la retractación del New England Journal of Medicine.​ Sin embargo, otro artículo publicado por un grupo de investigación diferente también documentó tres casos de ginecomastia en niños prepúberes que estuvieron expuestos al aceite de lavanda tópico.​

Mientras que algunos abogan por la ingestión de aceites esenciales con fines terapéuticos, los profesionales de aromaterapia con licencia no recomiendan autorecetarse debido a la naturaleza altamente tóxica de algunos aceites esenciales. Algunos aceites muy comunes como el eucalipto son extremadamente tóxicos cuando se toman internamente. Se ha informado que dosis tan bajas como 2 ml causan síntomas clínicamente significativos y puede ocurrir una intoxicación grave después de la ingestión de tan solo 4 ml.​ Algunos casos reportados de reacciones tóxicas como daño hepático y convulsiones han ocurrido después de la ingestión de salviahisopothuja y aceites de cedro.​ La ingestión accidental puede ocurrir cuando los aceites no se mantienen fuera del alcance de los niños. Los aceites tanto ingeridos como aplicados en la piel pueden tener interacciones negativas con la medicina convencional. Por ejemplo, el uso tópico de aceites con alto contenido de salicilato de metilo como el de gaulteria puede causar sangrado en los usuarios que toman el anticoagulante warfarina.

El análisis mediante cromatografía de gases (GC) y espectrometría de masas (MS) puede usarse para establecer la calidad de los aceites esenciales. Estas técnicas pueden medir los niveles de componentes a unas pocas partes por mil millones. ​ Sin embargo, esto no permite determinar si cada componente es natural o si un aceite pobre ha sido “mejorado” mediante la adición de productos químicos aromáticos sintéticos, esto último a menudo se determina por las impurezas menores presentes. Por ejemplo, el linalool hecho de plantas irá acompañado de una pequeña cantidad de hidro-linalool, mientras que el linalool sintético tiene trazas de dihidro-linalool.

Estos son algunos de los aceites esenciales más utilizados y las condiciones para las cuales se les atribuyen supuestas propiedades curativas:

  • Aceite de menta: Problemas digestivos.
  • Aceite de romero: Estimulante mental, y para combatir dolores musculares.
  • Aceite de lavanda: Dolores de cabeza, insomnio, quemaduras y dolor generalizado.
  • Aceite de sándalo: Depresión, ansiedad, y tensión nerviosa.
  • Aceite de árbol de te: Problemas respiratorios, fungicida, antibaterial, y antiviral.

¡Esto no es todo amigo!

Si te interesan los aromas, como prevenir y curar trastornos psicológicos por medio de los olores, o sencillamente hay algo que quieras hablar con alguien y no conoces a esa persona adecuada para que te escuche sin juicios de valor y te oriente para solucionar ese problema o preocupación al que tantas vueltas le das sin encontrar la solución adecuada, entra en mi página web http://www.psicologiasinlimitacionesonline.com. Allí te dejo mi telefono para que contactes conmigo.

Todo tiene solución, solo hace falta saber encontrarla. Te guiare en tu camino.

¡Anímate! ¡Espero tu llamada o whass app si lo prefieres!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s