YOLANDA: PSICOLOGA CLÍNICA PROFESIONAL.

Aprobé la selectividad, recuerdo que fueron los dos días peores de mi vida, quería con toda mi alma poder estudiar Psicología, no importaba donde tuviera que ir. Podría haber estudiado en Salamanca (el sitio mas cerca), pero por mi limitación en la movilidad física decidí estudiar en Soria. Quizás pensareis que en Soria no se puede estudiar Psicología porque no esta en la Universidad de Valladolid que es de donde dependen todas las carreras que se pueden estudiar en Soria. Por suerte tenemos la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia).

      Hoy, en el año 2019, en la UNED de la sede soriana se pueden estudiar muchas carreras, cuando empecé yo (1996) no había ni una cuarta parte. Reconozco que tuve suerte porque estaba la carrera de mis sueños. Siempre te encuentras personas buenas en la vida, tuve compañeras estupendas que me ayudaron en todo lo que yo no podía por mis limitaciones físicas, incluso el propio director de esta sede de la UNED quizás porque ya había tres personas discapacitadas allí. También hay gente mayor, hasta en eso tuve suerte: en aquel primer curso de Psicología éramos 4 chicas de edades muy parecidas. Seguimos juntas hasta quinto, lastima que luego perdimos el contacto.

     Muchas personas creen en el mito de que “En la UNED es más fácil estudiar una carrera universitaria”. Desde aquí os digo que es solo un mito, aquí te dan un temario y unas fechas de exámenes, tu te apañas para conseguir el temario o fotocopiarlo. Tú te las apañas para estudiarlo. En primero, segundo y prácticamente tercero tenia tutores para casi todas las asignaturas, en cuarto y en quinto ya había muy pocos tutores. Además con los tutores raras veces acabábamos el temario, casi nunca diría yo. Siempre tenias que ir por delante del tutor, se puede decir que las tutorías son mas bien para aclarar dudas. No es nada fácil hacer una carrera en la UNED, pero si luchas por lo que quieres todo se consigue.

Tuve la suerte de que el director se encargo de que “sus niñas” (era así como nos llamaba por ser las mas jovencitas de la sede), tuvieran la oportunidad de hacer prácticas supervisadas. Las practicas las hice junto a mis compañeras en la planta de psiquiatría del Hospital de Mirón y en la sede de Salud Mental en Soria. Para que os voy a mentir, fueron dos años de viajes, estudiar y prácticas, duros pero fueron años inolvidables: hacía lo que siempre había soñado hacer. Parece que hasta el poco tiempo que tenía para estudiar asimilaba mejor las cosas. Aquellos dos años aprobé mas asignaturas que nunca. Estudiando muchísimo acabe la carrera y…………..¿Que hago ahora?: buscar trabajo.

Me apunte al INEM como demandante de empleo, tan solo me llamaron una vez para hacer una suplencia en la prisión de Soria, era el mejor curriculum de los que nos presentábamos pero, no tenía experiencia: ¿Cómo vamos a tener experiencia si no nos dan la oportunidad de trabajar?

Se me ocurrió algo imposible: intentar aprobar el PIR. Jajaja, otra barrera, ningún discapacitado se había presentado anteriormente: el director de la academia se informo de que en el supuesto caso de que aprobase si podría ejercer, la respuesta fue que SI. Fui la pionera hasta en eso: hoy en día salen 134 plazas en toda España, 10 de ellas para personas con discapacidad. En el año 2005 (el año que yo me presente) salieron la miserable cifra de 70 plazas para toda España y ninguna para discapacitados. Patético y vergonzoso. Siento vergüenza de que nuestro ministro de sanidad permita esto en el siglo XXI. Era imposible, me quede sin plaza.

A los 15 días abrieron una residencia de ancianos en mi pueblo: El Burgo de Osma. Se llama residencia para mayores Virgen del Carmen. Allí me dieron la oportunidad de trabajar y así tener experiencia. Mi idea inicial era estar un año o dos. Esos dos años se han convertido en 14.

     Tras la muerte de uno de los ancianos me puse a pensar, pensé en las humillaciones que había sufrido en este trabajo; pero sobre todo me di cuenta de que yo no quería eso en mi vida.

Lo que quiero en mi vida es luchar por nosotros: los discapacitados o, mejor dicho, las personas que tenemos limitaciones. Por ello he creado mi web psicologíasinlimitacionesonline.com. Lo que pretendo conseguir con todo esto es que confiéis en mi, que me contéis vuestros problemas y virtudes que seguro que teneis. Quiero crear un vinculo entre vosotros y yo para poder cambiar nuestra sociedad, que, al final es la misma en todo el mundo.

Algunas personas a los psicólogos nos llaman “loqueros”. No es cierto, al psicólogo se va cuando se tiene enferma el alma, igual que al traumatólogo vamos cuando nos rompemos una pierna, igual que cuando tenemos un problema de corazón vamos a un cardiólogo, así podríamos seguir con todas las especialidades en Medicina. No os avergoncéis, no es culpa vuestra, pedir ayuda y reconocer que tienes un problema es de valientes. Y si os comunicáis conmigo tenéis la psicóloga sin salir de casa y nadie se va a enterar si es eso lo que os preocupa.

Se que es difícil aceptar una discapacidad, lo he vivido en carne y hueso, y seguir con esa discapacidad día a día, como si fuese una pesadilla o una mala pasada del destino. Por eso quiero ayudaros a ver esta realidad de otra forma. Os aseguro que os ayudare a vivir una vida distinta, como todo el mundo con alegrías y tristezas. Así es la vida, luchad por ella porque, con mi ayuda merece la pena vivirla. Podéis encontrarme en:

1.- Whass App: 679 26 57 85

2.- Mails: psicologiasinlimitaciones@hotmail.com o yolimpuebla@hotmail.com

3.- Web: psicologiasinlimitacionesonline.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s